Laberinto interior

Por dentro:
un tobagán verde, un trozo de pan con mantequilla, colacao, el pelo como un chico, los caminos de tierra, oleaje.

http://www.planetaki.com

Por dentro, en la cabeza

un laberinto oxidado, un silbido, puertas y ventanas que se abren para cerrarse, un rostro cerrado con llave, viento en los ojos que se apagan, viento que levanta el pelo, infla la ropa y seca los labios. Viento que hace llorar.
Fuera: 
tubos de escape, llagas, deformidad y sentencia, protocolos ineludibles, robots que sueñan. Hipotermia.
Aquí, en la garganta: 
canciones de cuna, asfixia, gritos modulados en tonos amables y un misterio por desvelar.
Más allá:
el cielo, las cuatro estaciones invertidas, una burbuja de jabón violenta y dentro el planeta recortado con forma de calabaza y una orilla de espuma blanca simulando la transformación.

Por dentro:
un prisma de cristales pequeños con colores y formas geométricas, un catalejo hacia otro horizonte.
Por dentro: yo, 
una palabra informe, borrosa y redefinible. Inexacta.

Anuncios

2 comentarios en “Laberinto interior

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s