El secreto del "seguro que sí"

Pinterest
Con 20 años Paulo Cohelo se coló en mi juventud para fascinarme con sus estudiadas frases que conseguían convencerte de que “cuando deseas algo, el universo entero conspira para realizarlo”. Aquellas esotéricas máximas calaban en mi inocencia como maná que germinaba en un puñado de sueños e ilusiones. Después de El alquimista leí todos los libros que hasta la fecha había publicado y el empacho fue tal que la creencia trascendente que había despertado en aquellas primeras páginas se transformó en un humo violeta, dulce e inconsistente que sólo conseguía embriagar. Yo soñaba y el universo no conspiraba en absoluto para mí.
Dejé de creer entonces en entidades extrañas que te ayudan y protegen desde no se sabe muy bien donde, único resquicio de fe que me quedaba, después de olvidarme también de Dios en la adolescencia. En los últimos años he deseado y soñado más que nunca, casi diría que más que cuando era niña pero con una dosis de entusiasmo muy por debajo de lo requerido. Desear es saltar, entusiasmarse, cerrar los ojos con fuerza y concentrarse en lo que uno quiere y sobre todo tener la certeza de que es posible. ¿Quién es capaza de soñar con algo y a la vez estar convencido de que lo conseguirá? Ufff… prácticamente nadie.
Desde que una amiga me habló de confiar en la vida y otra de practicar el “seguro que sí”, he invertido la energía de mi propio universo. Cuando descubres que uno tiene mucho que ver con las cosas que vive, el poder que se experimenta es indescriptible, como también el miedo. Imagina que te convenzo y te das cuenta de que “seguro que sí” puedes alcanzar lo que anhelas. Entonces ocurrirá un interrogante mucho mayor… ¿qué quiero realmente? Y con esta cuestión, se abriría un extenso capítulo nuevo.
Esta semana tengo una infinidad de pruebas de que se han cumplido un buen número de deseos bien fórmulados. Las dos personas que han estado a mi lado pueden dar testimonio. ¿Qué tal si nos sentamos a pensar qué deseamos realmente? Seguro que tardamos un buen rato en desvelarlo.
Os animo a experimentar la magia de vivir una vida que te va ofreciendo aquello que vas deseando. Cuándo, cómo y dónde es el gran misterio, pero éste es un enigma posible de descifrar en el que de repente nos convertimos en protagonistas. ¿Seremos capaces de ser fácilmente felices? Seguro que sí.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s