Los hombres maltratados

violencia a hombres

Celebro el Día Internacional contra la Violencia de Género con los mismos deseos de concienciación que la mayoría de nosotros, más el extra de importancia que le doy por ser mujer.

Sin embargo, echo en falta el Día Internacional contra la Violencia de las Mujeres hacia los Hombres.

Que los datos estadísticos de hombres que sufren la violencia de las mujeres sean menores hacen invisible una realidad que también se vive cada día, aunque sea con mayor sutileza y menor fuerza física. Ciertamente los casos de mujeres dando puñaladas a sus maridos o golpes en la cara son muchos menores (aunque también los haya), pero el silencio que existe sobre este tema me parece abrumador.

Ya conozco más de un caso de experiencias de hombres cercanos a mí, que se han visto manipulados y maltratados psicológicamente a niveles que llevarían a rozar la locura. Agresiones físicas incluso que por ser menos escandalosas que las que produce el vigor masculino no parecen tener que ser reconocidas.

En el día en el que se exige la justa condena a los hombres agresores y la protección digna a las mujeres víctimas, uno mi voz a la reivindicación, pero alzo un poco más mi tono en solidaridad y consideración de los hombres. Esos hombres honestos y pacíficos que igualmente se convierten en víctimas de situaciones intolerables de mujeres que chantajean, amenazan, provocan y se autoagreden con la única finalidad de retenerlos a su lado, controlarlos y beneficiar sus intereses. Se valen de su condición de mujer y los privilegios que se les conceden en los supuestos conflictos con las parejas para generar daños irreparables. ¿Muerte o locura? ¡Ninguna!

Yo, que me declaro feminista, exijo también luz y justicia para ellos, porque el feminismo no es más que la exigencia de la igualdad, también de los hombres respecto a las mujeres en el mismo tipo situaciones.

¿Nadie tiene nada que decir?

Anuncios

Un comentario en “Los hombres maltratados

  1. Fran Hidalgo Carmona dijo:

    Antes de decir nada, dejar claro mi más enérgica condena a cualquier tipo de violencia venga de donde venga. Ahora bien, has tocado un tema tabú difícil de defender hoy en día por la gran cantidad de mujeres que año tras año mueren asesinadas por sus parejas. Está claro que ante la violencia física, la mujer tiene todas las de perder. Otra cosa diferente es la violencia psíquica, en la que ambos sexos están igualados para utilizarla con toda su maldad y que, sin embargo, por intermediación de unas leyes, deja al hombre totalmente desprotegido.

    Por mi condición civil he conocido a muchos divorciados que sufren en silencio los maltratos psíquicos de sus parejas, (chantajes, amenazas, humillaciones…) con el único fin de conseguir un beneficio económico o personal. Situación que alcanza su mayor perversión cuando hay hijos en común. Es una realidad que está ahí y que surge de una ley de los ochenta, que en su tiempo igualaba, pero que hoy desequilibra la balanza a favor de una de las partes. Hombres y mujeres hemos evolucionado hacia un punto común de responsabilidades sociales, familiares y laborales que la actual normativa no contempla.

    Por último añadir que otras víctimas colaterales de esa violencia psíquica no son solo los hijos, sino también las “segundas esposas” que tienen que soportar situaciones absurdas como las que Carmen Posadas denunció en su columna:
    http://goo.gl/pGzGO9

    Felicitarte por tu valentía como mujer y como feminista por defender la justa igualdad y nuevamente condenar todo tipo de violencia.

    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s