Una vida perfecta

amar lo imperfectoDe cuatro a cinco de la madrugada ocurre el imperceptible milagro hacia la otra dimensión. Cada noche con luna o sin ella, cuando los pies fríos ya han entrado en calor, surge la oportunidad de colarse a ese lado. Ese del que todos hablan a diario, la realidad en la que todo sería como uno desea, y a la que todos podríamos viajar.

Todas las noches, de cuatro a cinco… ¿estaríamos dispuestos a pasar por esa hora en que permanecen abiertos los accesos dibujados como símbolos en nuestros sueños? ¿seríamos capaces de tocarlos y llegar por fin al lugar deseado?

Los ignorantes se quedan, y los que lo saben también, porque aquí el reto cotidiano de amar lo imperfecto se impone de forma inconsciente a nuestro sentido de la vida.

Amar lo imperfecto. Amarse imperfecta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s