La filosofía como paja mental

Después de algún tiempo me ha dado por leer un librito de filosofía que me encontré en la tienda de revistas del aeropuerto de Málaga y que me llamó mucho la atención. Bajo el nombre de Ética humana se me presentaba una edición finita y asequible sobre cuestiones que me interesan mucho: los caminos.

Caminos personales, cargados de incertidumbre, que tomamos, dejamos o ignoramos y que nos llevan hacia algún lugar por explorar. Preguntas que desde pequeña me quedaban grandes pero que a mí ciertamente me inquietaban: ¿Por qué vivimos? ¿Se acabará el mundo? ¿Cuál es el sentido de la vida?

Respuestas hay tantas como ninguna, pero ese desasosiego siempre lo siento latente en mi vida y me convierte en eterna buscadora. ¿A ti no?

La lectura es un poco técnica, pero comprensible para quienes no es la primera vez que accedemos a textos más profundos. A través de ella, he desempolvado reflexiones con una curiosidad y entusiasmo que ya había olvidado.

c3a9tica-humana.jpg

En capítulos breves y concretos nos enfrentamos a cuestiones, tal vez incómodas, sobre las que decidir si incorporarlas a nosotros o considerarlas una paja mental.

20170826_145000.jpg

Como las pajas mentales que nos hacemos a lo largo del día son muchas y variadas, yo opto por sustituir algunas demasiado basurilla, por otras como ésta, ya que, por experiencia, siempre te llevan al discernimiento y a adquirir algún pequeño aprendizaje útil y lleno de lucidez. El capítulo 7 habla de la responsabilidad de una manera tan fantástica que deberían enseñarlo los padres a los hijos y los maestros en las escuelas. Aunque, tal vez, deberíamos los adultos aprenderlo primero.

Al final se trata de llevarlo a cabo, esa difícil tarea que implica siempre incorporar un nuevo hábito en la vida: hacer más ejercicio, comer mejor, leer más, elegir la ética como camino… Seguramente no lo conseguiremos, ya que los mismos propósitos siempre se repiten cada inicio de curso y año nuevo. Sin embargo, algo se reajusta en nuestro cerebro aunque ni lo creamos ni lo percibamos. Menos es nada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s